De nuevo líderes en producción

JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA

Las centrales nucleares españolas han vuelto a liderar la producción en el sistema eléctrico nacional en 2020. La demanda de electricidad el pasado ejercicio se ha reducido un 3,5% con respecto al año anterior, sin duda por efecto der la pandemia COVID-19. Esta demanda se ha situado en 251 TWh, de los cuales 55,8 TWh fueron generados por las centrales nucleares. Esta producción supone el 22,2 % del total, seguida de cerca por el 21,8 % de la energía eólica y el 15,5 % del gas natural.

Atendiendo a los datos de Red Eléctrica, nuestras centrales nucleares han operado, de media, 7834 horas durante 2020. Este dato contrasta de manera muy significativa con la disponibilidad del resto de tecnologías que se han situado en 2005 horas para la eólica, 1787 horas para la hidráulica, 1677 horas para los ciclos combinados o 1134 para la energía solar fotovoltaica. Este factor de disponibilidad de la energía nuclear la convierte en una tecnología ideal para operar en base, asegurando el suministro eléctrico en nuestro país de forma continua, estable y competitiva.

Adicionalmente, la enorme contribución de la energía nuclear al sistema eléctrico en España ha hecho posible que el 66,2 % de la electricidad producida sea libre de emisiones, aportando la nuclear el 33 % de esa producción. Estos datos corroboran, un año más, que la energía nuclear es imprescindible para garantizar el abastecimiento de energía eléctrica y hacerlo, además, de manera respetuosa con el medioambiente sin mermar la competitividad de nuestra economía.

La operación continua y sin incidentes de la plantas nucleares españolas, tanto durante la pandemia como durante la reciente e histórica borrasca Filomena, que paralizó casi todo el país ponen, sin duda, aún más en valor la aportación de nuestro sector a la seguridad de suministro y a la contención de precios en momentos de máxima dificultad.

Desde la Sociedad Nuclear Española consideramos que los objetivos de reducción de emisiones para España son irrealizables si prescindimos anticipadamente de la fuente energética que más aporta a la generación libre de emisiones, con unas plantas en plena vigencia y listas para operar muchos años, y exhortamos, una vez más, a nuestros dirigentes políticos a tomar decisiones con visión a largo plazo, en consonancia con otros países de nuestros entorno que consideran la energía nuclear como un activo clave en sus sistemas energéticos.

El sector nuclear español cuenta con un prestigio que le sitúa como referente internacional en la operación segura y eficiente de sus plantas nucleares. Como profesionales del sector, trabajamos día a día para que la energía nuclear siga contribuyendo al bienestar de nuestra sociedad, ayudando a mantener nuestros estándares de vida, la competitividad de nuestra industria y la creación de riqueza de manera respetuosa con el medioambiente. Esa es nuestra aportación y debemos de hacer lo posible para hacer llegar nuestra voz y nuestra opinión a todos rincones de nuestro país.

EN LA MISMA SECCIÓN
La taxonomía de la Comisión Europea