«En medicina, la protección radiológica debe quedar en un segundo lugar, detrás de los beneficios clínicos del paciente»

ELISEO VAÑÓ, PREMIO SIEVERT 2020

Textos: Matilde Pelegrí | Fotografías y video: Grupo SENDA

 

ENTREVISTA COMPLETA
Por primera vez, un profesional español recibe el Premio Sievert, el más importante en protección radiológica en el ámbito internacional. NUCLEAR ESPAÑA ha tenido el privilegio de conocer en primera persona a su protagonista, el profesor Eliseo Vañó.

EL PREMIO SIEVERT

La Asociación Internacional de Protección Radiológica, IRPA, celebró su congreso anual el pasado mes de enero, con sede en Seúl y de manera telemática.

Para España este congreso ha sido especialmente relevante, ya que ha sido el marco para la entrega del Premio Sievert al profesor Eliseo Vañó.

Este galardón, con una periodicidad de cuatro años, es el de mayor prestigio mundial en Protección Radiológica. Sólo doce personas lo han recibido hasta ahora, y nuestro entrevistado es el primer español en esa reducida lista.

La ética en la protección radiológica es un tema que ya se debería ir incorporando en la formación de los estudiantes en medicina.

¿Qué representa, personal y profesionalmente, recibir el Premio Sievert?

Este tipo de premios representa siempre una satisfacción personal, pero en mi opinión lo relevante es destacar que el premio es para un ciudadano español y, por lo tanto, para España. Y también hay que destacar que, aunque se le otorgue a una persona, reconoce una serie de años de trabajo que han tenido relación con colaboradores, instituciones con las que se ha trabajado, en mi caso con la Universidad Complutense de Madrid y con el Hospital Universitario Clínico San Carlos.

Lo que he hecho siempre ha sido en colaboración con las personas con las que he trabajado durante todos estos años, y con las entidades que siempre me han apoyado como las sociedades de Física Médica y Protección Radiológica, y también con el Ministerio de Sanidad y el Consejo de Seguridad Nuclear, organizaciones con las que he tenido mucha relación durante mi trayectoria.

Teniendo en cuenta las limitaciones de espacio a las que obliga la crisis sanitaria, la entrega se realizó en Madrid. Le acompañaron en ese acto los máximos representantes de la Sociedad Española de Protección Radiológica, y colegas de profesión. Allí pronunció la conferencia magistral “¿Por qué la protección radiológica es diferente en medicina?”. ¿Cuáles fueron las claves de su intervención?

La protección radiológica en medicina es un tema de debate incluso dentro de la ICRP porque, si bien es cierto que tiene una serie de principios y son los mismos independientemente de dónde se apliquen, en medicina, la protección radiológica debe quedar en un segundo lugar, detrás de los beneficios clínicos del paciente.

Empecé la conferencia destacando la labor de la ICRP en el área médica, y un aspecto importante, que no todo el mundo conoce, que son sus criterios de calidad, especialmente en el ámbito médico. De manera resumida, primero tiene un grupo de trabajo entre 5 y 7 expertos, que prepara el borrador del documento; una vez que se aprueba, pasa al Comité de Protección en Medicina y después a la Comisión Principal de la ICRP; después hay un periodo de información pública (de unos dos meses) durante el cual el cual todos los individuos, sociedades profesionales o científicas y otras organizaciones pueden hacer comentarios, que quedan registrados en la web de la ICRP. El borrador del documento se revisa de nuevo antes de su aprobación final y publicación. En este punto es importante destacar, y así lo hice en la conferencia, que todos los comentarios que se hacen a un documento se pueden consultar en la web de la ICRP, aunque no todos se hayan podido finalmente incorporar a la versión definitiva del documento publicado.

Por otra parte, incidí también en algo que siempre comento a los alumnos, futuros médicos, y es que pacientes somos o seremos todos a lo largo de nuestra vida, y queremos “seguridad radiológica” cuando se utilizan radiaciones para hacernos un diagnóstico o una terapia. Eso es motivante y hace entender por qué tenemos que aplicar criterios de protección radiológica un poco distintos en el uso médico de las radiaciones respetando los criterios clínicos de los procedimientos.

EN LA MISMA SECCIÓN
«La respuesta de las empresas hacia la Reunión Virtual ha sido ejemplar»