«Las comisiones constituyen el alma de la Sociedad Nuclear Española, desarrollando un trabajo constante, a veces poco visible, pero fundamental»

HÉCTOR DOMINGUIS, PRESIDENTE DE LA SNE Y CEO DE GDES

Textos: Matilde Pelegrí | Fotografías y video: Grupo SENDA

 

ENTREVISTA COMPLETA
Reto, oportunidad, transformación y cambio son palabras que están presentes en las reflexiones del nuevo presidente de la Sociedad Nuclear Española.

Con una trayectoria que le ha llevado a trabajar en distintos países, Héctor Dominguis afronta con ilusión y orgullo la representación de los profesionales del sector nuclear español, con el reconocimiento al trabajo de las comisiones de la SNE, y con una perspectiva de empresario que le permite ver el futuro no en años sino en generaciones.

Estamos en la era de la disrupción y del cambio constante, y las organizaciones tenemos que estar adaptándonos a una situación de cambio constante y a una revisión permanente de nuestros planes.

LA SNE EN TIEMPOS DE CAMBIO

La Asamblea General de la Sociedad Nuclear Española celebrada el 4 de marzo de 2020 ratificó su nombramiento como presidente de la Junta Directiva, después del periodo de dos años como vicepresidente. ¿Qué representa para usted, desde el punto de vista personal, esta elección?, ¿y desde la perspectiva profesional y empresarial?

Que profesionales del sector, tanto socios individuales como colectivos, confíen en mí para presidir la SNE es una gran satisfacción, y siento y entiendo que es un reconocimiento no solo a mí, sino también a mi padre, por todos los años dedicados a la Sociedad y a la industria nuclear. Una satisfacción realmente plena y también un gran sentimiento de responsabilidad, que asumo con orgullo.

Desde una perspectiva profesional y empresarial, entiendo este nombramiento como un reconocimiento a GDES por su compromiso con la industria y la trayectoria que hemos tenido a lo largo de todos estos años, siendo una empresa familiar que hemos liderado mi padre, durante un periodo de tiempo largo, y yo en los últimos años. Pero, sin duda, esta presidencia la asumo a título personal, puesto que la Sociedad Nuclear Española nos representa a todos como profesionales, y eso es lo que debe prevalecer.

El año 2020 fue especialmente complicado en todos los sectores, y también para la SNE. En pocas semanas, la Junta Directiva, de la que usted era vicepresidente, debió asumir el reto de seguir ofreciendo servicios a los socios, entre ellos la convocatoria de la Reunión Anual, en plena situación de crisis sanitaria. ¿Cuáles fueron las principales líneas de actuación que se plantearon en la SNE?, ¿qué balance puede hacer una vez superado el 2020?

Más que un reto yo diría que fue una adaptación. Cabe destacar que no solo la Junta Directiva sino también las comisiones, los socios, y todos los que formamos esta asociación, nos planteamos la crisis como una oportunidad. Y ágilmente pudimos adaptarnos a la nueva situación para cumplir con nuestra misión con casi total normalidad.

Hay que recordar que pocos días antes de decretarse el estado de alarma, muchos de nosotros estábamos en Madrid presentando y celebrando el nacimiento del portal digital de la revista Nuclear España, la comisión de Comunicación se encontraba en medio de su proyecto para la renovación de nuestra web, la comisión de Programas trabajando por la descentralización de las actividades … Y, de repente, llegó la pandemia.

Por suerte, todas las herramientas de digitalización necesarias para adaptarnos a esta nueva situación ya existían. No estábamos aún familiarizados con ellas pero ya se encontraban disponibles para la comunicación remota de las comisiones y la difusión de nuestras actividades y lo que tuvimos que hacer fue acostumbrarnos a utilizarlas. Si esta pandemia nos alcanza cinco años antes, habría sido un verdadero desastre.

Pero si vemos el lado positivo, la pandemia ha logrado acelerar la adopción e implementación de herramientas. Fue fundamental contar con suficiente ancho de banda, tanto para que las familias pudieran conectarse como para que las empresas mantuvieran el trabajo desde la distancia, además de disponer de las soluciones tecnológicas necesarias. Todo ello, unido a que pertenecemos a un sector de profesionales con una gran capacidad de adaptación, que en tiempo récord, con mucho trabajo entre bastidores y mucha motivación, consiguieron adaptarse a la situación, nos ha permitido seguir avanzando y cumpliendo objetivos.

El año 2021 es el de la nueva normalidad, pero también el de la incertidumbre. En este escenario, ¿cuáles son los objetivos que se plantea la Junta Directiva para el periodo 2021-2023?

Independientemente de la pandemia que vivimos, estamos en la era de la disrupción y del cambio constante. En 2020, y aún hoy, nos afecta una pandemia, pero al inicio de este año hemos sufrido la borrasca Filomena, y mañana puede ser una revolución digital o tecnológica, o tal vez otra crisis económica. Ahora se producen cambios muy drásticos…..Descárgate la entrevista completa.

EN LA MISMA SECCIÓN
«Los profesionales nucleares haremos siempre lo correcto para garantizar la seguridad, mejorar la fiabilidad, respetar el medioambiente y ofrecer todo ello de una manera sostenible y duradera»