«Queremos posicionar a la energía nuclear como indispensable en los programas energéticos pos-COVID-19 para revitalizar la economía de los diferentes países»

SAMA BILBAO, DIRECTORA GENERAL DE LA WNA (WORLD NUCLEAR ASSOCIATION)

Textos: Matilde Pelegrí | Fotografías: Sama Bilbao | Video: Grupo SENDA

 

ENTREVISTA COMPLETA
La española Sama Bilbao y León es, desde el pasado mes de octubre, la directora general de World Nuclear Association. Su carrera profesional se ha desarrollado en Estados Unidos y en Europa, primero en Viena, luego en París y ahora en Londres.

En 2018 participó como mentora en el taller de mentoring WiN-NEA, y desde entonces su enlace con el sector nuclear español ha sido permanente.

Hoy nos recibe virtualmente en la sede de la WNA, en Londres, para analizar sus proyectos en la Asociación.

La energía nuclear ha dado estabilidad a la red eléctrica durante la pandemia, compensando la variabilidad de las energías renovables

Usted cuenta con una amplia experiencia en el sector nuclear, habiendo desarrollado su actividad en entidades de Estados Unidos y Europa. Hasta su nombramiento, ha sido Jefa de la División de Economía y Desarrollo de la Tecnología Nuclear de la Agencia para la Energía Nuclear de la OCDE.  ¿Qué representa personal y profesionalmente esta designación?

Personalmente, es un logro enorme en mi carrera tener la oportunidad de ser directora general de World Nuclear Association.

Es un sueño hecho realidad poder trabajar a este nivel con las compañías más importantes del sector nuclear, que cubren no solamente todos los campos del ciclo del combustible sino también aspectos tan importantes como los legales, de logística o seguros, que son soporte del sector. Estas compañías, 182 públicas y privadas, repartidas en 43 países de todos los continentes, abarcan el abanico entero del negocio. Estoy encantada de asumir este cargo, y traigo muchas ideas nuevas para llevarlo a cabo.

¿Cómo se coordinan las iniciativas de la Asociación teniendo en cuenta la diversidad de sus integrantes?

Contamos con los Grupos de Trabajo (Working Groups) estructurados por disciplinas e integrados por delegados de las diferentes empresas miembros de la Asociación.

Además, tenemos un grupo que se dedica a lo que podríamos denominar comunicación estratégica, que trabaja sobre los temas que surgen de los Grupos de Trabajo que tienen una mayor relevancia y se encarga de establecer policies o informes normativos que resumen cuál es el posicionamiento de la Asociación sobre dichos aspectos.

Obviamente, intentamos que los temas que se tratan se ajusten a las necesidades de cada momento. Por ejemplo, un tema estratégico a alto nivel que ahora mismo preocupa es cuál será la evolución económica de la energía nuclear. Y otros, como la gestión de los residuos o del combustible gastado, siempre es importante y, por tanto, estamos trabajando en ellos de forma permanente.

¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado a corto y medio plazo al frente de la WNA?

He tenido la suerte de que mi predecesora en el puesto, Agneta Rising, ha hecho un trabajo fabuloso en los ocho años que ha estado al frente de la Asociación.

Lo importante a corto plazo es saber de qué forma nos vamos a adaptar como organización a la nueva situación creada por la COVID-19. Obviamente la forma de trabajar será distinta y creo que pasa por intentar ser un poco más efectivos en el uso de la comunicación virtual.

Y otro de los objetivos es posicionar a la energía nuclear como indispensable en los programas energéticos pos-COVID-19 de los diferentes países en su misión de incentivar la economía tras la pandemia. Y la energía nuclear tiene un rol importantísimo en la transición hacia la descarbonización.

¿Cuántas personas conforman el equipo de la WNA?

Somos 32 personas, un equipo pequeño para todas las cosas que hacemos. De verdad que estoy atónita después de ver lo que hacen y consiguen estos profesionales, la mayoría de los cuales están radicados en Londres. Tenemos dos consejeros que se mueven a nivel global; uno de ellos en China, un mercado emergente que se está desarrollando muy rápidamente, por lo que es necesario tener un contacto directo con lo que allí se hace. También tenemos otro consejero en India, que se ocupa además del sudeste asiático, Oriente Medio y el norte de África.

Algo que me ha llamado mucho la atención es la diversidad de experiencia profesional que he encontrado en este equipo. Hay perfiles muy técnicos en temas de ingeniería o ciencia nuclear, y personas con una experiencia increíble en temas de políticas públicas, comunicación, periodistas. Es una variedad profesional increíble de experiencia y de perspectiva, que hace que los temas que presentamos al mundo nuclear sean muy diversos y se hayan abordado desde muy diferentes puntos de vista.

EN LA MISMA SECCIÓN
“ Las centrales han sido capaces de controlar el trabajo que requiere una recarga y todo el personal que interviene, manteniendo un control estricto sobre el COVID, y cumpliendo con los estándares de trabajo”