Daniel López Solé

CIENTÍFICO SÉNIOR EN VTT (FINLANDIA)

Textos y Fotografías: Daniel López Solé

Mi nombre es Daniel López Solé, MSc ingeniero nuclear. Cursé mis estudios de Ingeniería Industrial con especialidad en Ingeniería Nuclear en la Escuela de Ingenieros Industriales de Barcelona (ETSEIB) de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Posteriormente, en 2011, obtuve el título de MSc en Ingeniería Nuclear tras mis estudios en el Royal Institute of Technology (KTH) de Estocolmo, Suecia.

Comencé mi andadura profesional en España, donde pasé 10 años trabajando en proyectos nucleares tanto nacionales como internacionales. Tanto mi aprendizaje como mi experiencia durante estos primeros años de carrera profesional suponen en buena parte lo que me ha llevado a tener hoy en día un perfil multidisciplinar bastante amplio. Entre otros, participé activamente en el licenciamiento y los Planes de Gestión de Vida y Operación a Largo Plazo de las centrales nucleares de Ascó 1 y 2, y Vandellós II; así como en los estudios de seguridad nuclear (SN), principalmente en el ámbito del Análisis Termohidráulico y del Análisis Probabilista de Seguridad (APS). También participé en proyectos de apoyo a organizaciones gubernamentales en la implantación de programas nucleares civiles en sus respectivos países, siguiendo las directrices de la SSG-16 del OIEA.

En 2018 me trasladé a Francia para trabajar en el proyecto ITER. Durante 3 años colaboré, dentro del consorcio Energhia, en la gestión de contratos, apoyo técnico y seguimiento de la construcción de los sistemas del reactor para la agencia europea Fusion for Energy (F4E).

     En el edificio de ensamblaje del reactor ITER.

¿Cuántos años llevas en tu actual puesto de trabajo?, ¿cuáles son tus responsabilidades?

Pese a que tan solo hace unos meses que me incorporé a mi puesto de trabajo en VTT, el Centro nacional de investigación tecnológica de Finlandia, hace ya 2 años que vivo en este país. Me trasladé con mi familia para trabajar con Fennovoima en el diseño y construcción de la central nuclear de Hanhikivi. Durante este tiempo, trabajé en el departamento de Seguridad Nuclear, principalmente en APS, las evaluaciones de Defensa en Profundidad (Defence-in-Depth), y como responsable de los Análisis de Tolerancia a Fallo. Tras la triste cancelación del proyecto de Hanhikivi en el contexto geopolítico de 2022, y ante la duda de emigrar a otro país, surgió la oportunidad de continuar en el sector nuclear en Finlandia de la mano de VTT. A pesar de ser aún reciente mi incorporación, creo que la elección ha sido muy acertada.

Al trabajo en Finlandia en tiempos de pandemia.

¿Cuáles son las principales actividades de tu cargo actual?

En VTT, formo parte del equipo de diseño del reactor LDR (Low-Temperature District Heating Reactor). Este reactor, de tipo SMR por sus 50 MW de potencia, está destinado a ser implantado en 2030 a nivel nacional en la red de calefacción urbana, de la que tanto dependen los hogares finlandeses. Es una apuesta muy potente y ambiciosa realizada por VTT tanto en lo económico, por la inversión que han realizado, como en lo técnico ya que el reactor posee novedosos conceptos de seguridad intrínseca y pasiva.

Mi rol es el de responsable del diseño conceptual y técnico de la Defensa en Profundidad (DeP), tarea en la que también hago interfase con los APS por sus muchas sinergias. En la práctica, mi trabajo se centra en la identificación y outlining general de sistemas necesarios para el LDR, y la identificación de las Bases de Diseño para estos. Evaluamos la resistencia de la arquitectura funcional de seguridad de la planta analizando la independencia, redundancia y diversidad de los sistemas en el cumplimiento de las funciones de seguridad para cada uno de los niveles de DeP. Analizamos los sistemas tanto desde una perspectiva global como desde el detalle de sus componentes, para concluir si es necesario reforzar el diseño añadiendo capas de seguridad adicionales.

¿Cómo influyó el traslado en tu vida familiar/personal?

Ser un expatriado nunca es fácil, aunque tengo la suerte de haber siempre recibido el máximo apoyo de mi familia. Mi mujer ha sido siempre el pilar más importante, tanto en la toma de decisiones como en los momentos de dificultad. Dejar en la distancia a familiares y amigos es muy duro, y es inevitable cuestionar periódicamente lo acertado de la decisión cuando no puedes estar cerca de los tuyos en los momentos importantes de su vida, ni ellos en los de la tuya.

En mi experiencia personal, vivir una pandemia en Francia, aislado de tu gente, o que la situación geopolítica mundial te afecte tan directamente en tu puesto de trabajo y cotidianidad finlandesa, son eventos para los que nadie está preparado. Definitivamente, no creo que haya un lugar que esté exento de riesgos, y hay que ser consciente de ello.

Sobrellevando la pandemia con uno de mis hobbies en Francia.

Mi mujer y yo desembarcamos en Finlandia con un bebé en camino, y ver como tu hija nace y crece en otro país es un bonito reto de integración y diversidad del cual hasta ahora no nos hemos arrepentido, pero tampoco ha estado exento de dificultades.

Con la familia

¿Cuáles son los aspectos más significativos de tu trabajo?

En lo general, me gusta saber que estoy colaborando en la descarbonización de una manera tan directa: el reactor LDR que estamos desarrollando en VTT está concebido para reemplazar las centrales de carbón finlandesas que suministran calefacción urbana a los hogares, entre ellos el mío propio.

En lo práctico, me gusta poder trabajar en el ámbito de la seguridad de reactores, y aprender de los otros especialistas de VTT. Personalmente, me considero un apasionado de la tecnología nuclear, y por tanto afortunado de poder dedicarme a ello participando en el diseño de un nuevo concepto de reactor. Con diferencia, el aspecto más significativo de mi trabajo es el desarrollo de sistemas de seguridad pasivos para un reactor como el LDR, concebido para operar a tan solo unos pocos cientos de metros de un núcleo poblacional. También destacaría la tarea implícita que tiene mi trabajo, que es dar argumentos técnicos demostrables a la población para cambiar de una vez la mentalidad NIMBY (Not In My BackYard, no en mi patio) que siempre ha rodeado a la industria nuclear. No se me ocurre mejor manera de demostrarlo que trabajar en un proyecto que garantice tal alto nivel de seguridad que yo mismo estaría dispuesto a situarlo cerca de mi familia.

Pasatiempos finlandeses I: café y salchichas en el mar Báltico (literalmente encima).

¿qué detalles echas en falta de España?

Pasatiempos finlandeses II: animando a la selección finlandesa de hockey.

Con diferencia, la familia y amigos y todos los pequeños momentos que solía compartir con ellos. Algo más superficial, pero cuya escasez se nota durante meses como noviembre es el Sol. Eso sí, yo soy más de frío y el calor no es algo que extrañe de España. Por otro lado, las relaciones interpersonales (o la escasez de ellas) en Finlandia son muy peculiares, y desde luego suponen un choque cultural bastante grande para los sureños como yo. Algo que no me imaginaba que extrañaría es ver montañas, del tamaño que sean, o el olor a mar: Finlandia es un país hostilmente llano, y el Báltico no huele a mar.

Navidades en Helsinki.

¿invitas a los jóvenes y no tan jóvenes a que amplíen su horizonte profesional fuera de nuestras fronteras?

Sin dudarlo, y animaría a que se hiciera ya desde el ámbito académico. Creo que estas experiencias tempranas aportan a uno una perspectiva distinta del mundo, así como apertura de pensamiento, además de la oportunidad de aprender de grandes docentes de otros países. En cuanto a trabajar en el extranjero, desde luego no está hecho para todo el mundo. Por otro lado, y por experiencia, la manera en que algunas empresas españolas entienden la conciliación personal y el desarrollo profesional, no son compatibles con las maneras que tenemos algunos de entender el trabajo y la vida. Para éstos últimos: hay opciones también fuera de las fronteras y la experiencia cultural es siempre enriquecedora.

¡Recibe nuestra newsletter!

    Los datos facilitados por usted son tratados por Sociedad Nuclear Española conforme al Reglamento UE 2016/679 de Protección de Datos, con la finalidad de gestionar sus peticiones, responder consultas, trámite administrativo, estadístico y el envío de comunicaciones de SNE, sobre su actividad, eventos, etc. No está prevista la cesión de datos (salvo precepto legal) ni transferencias internacionales de datos; y a través de la Política de Privacidad dispone de todos los derechos que le asisten en materia de privacidad.