María Josefa Moracho Ramírez

ORGANISMO INTERNACIONAL DE LA ENERGÍA ATÓMICA (OIEA)

Textos: Beatriz Lamela Pascua| Fotografías: María Josefa Moracho

María J. Moracho Ramírez es licenciada en Ciencias Físicas, tiene un máster en Ingeniería Nuclear y cursó un máster en Relaciones Internacionales en la ULB, en Bruselas, Bélgica. Durante los últimos 26 años ha trabajado en el ámbito nuclear e internacional, incluyendo el trabajo regulador en el CSN español, 3 años con las Autoridades Reguladoras Nucleares de Europa Occidental (WENRA), Reactor Safety Harmonization Group, dos años de Investigación y Desarrollo en la OCDE / Nuclear Energy Agency / Proyecto Reactor Halden, en Halden, Noruega, y 4 años en la Comisión Europea. Dirección General de Energía y Transporte, en Bruselas, Bélgica. En 2006 se trasladó a Viena, Austria, cuando se incorporó al OIEA.

¿Cuántos años llevas en tu actual trabajo, cuáles son tus responsabilidades?

Llevo en el OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) de las Naciones Unidas, 15 años, mi puesto actual es oficial senior de Seguridad Nuclear en la sección de Coordinación de Programa y Estrategia del Departamento de Seguridad Física y Tecnología del OIEA. Anteriormente trabajé dos años en investigación en Noruega, en el proyecto Halden de la OCDE/ Nuclear Energy Agency; 4 años en Bruselas, como experto nacional destacado, en la Dirección General de Energía y Transporte de la Comisión Europea , y en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) como inspectora en el área de Análisis Probabilista de Seguridad de Centrales Nucleares, experiencia operativa y oficial técnico en el WENRA (Western European Nuclear Regulatory Authorities) Reactor Harmonisation Working Group (RHWG).

¿Cuáles son las principales actividades de tu cargo actual?

Actualmente, coordino un grupo departamental de apoyo que se dedica a la mejora de los servicios de revisión de pares en seguridad nuclear y física, conocido como PRASC (Peer Reviews and Advisory Services Committee) Review missions and advisory services | IAEA del OIEA, también apoyo en todos los temas de estrategia y coordinación del departamento, y soy el líder técnico de la Escuela de Liderazgo para la Seguridad Nuclear y Radiológica, que organiza el OIEA para apoyar a jóvenes profesionales en esta área IAEA Holds First School of Leadership for Safety in Ibero-American Region | IAEA.

¿Cómo influyó el traslado en tu vida familiar/personal?

Al venir a Viena fue la tercera vez que cambié de país en mi vida profesional, creo que con cada cambio se crece y se aprende. Bregar con las diferencias lingüísticas y culturales es un reto. Creo que para mi familia ha supuesto un ejercicio de adaptación y flexibilidad, sobre todo para mis hijos, que han nacido en diferentes países, y sorprendentemente, si les preguntas, se sienten españoles y su país favorito en el mundo sigue siendo España. Mi marido es probablemente la persona más valiente del mundo.

¿Cuáles son los aspectos más significativos de tu trabajo en el OIEA?

El contexto internacional, los más de 170 países que forman parte de esta organización, aprender a encontrar un sistema de equilibrio en el que los intereses nacionales y el bien común global se encuentren y acomoden en un mismo marco. Trabajar en una perspectiva amplia, sin olvidar mis raíces y aprender de las diferencias.

¿Qué detalles echas en falta de España?

Tantos….el cielo azul y el sol!!! El sentido del humor, la cercanía de las personas, las sonrisas y la buena gente, la tortilla de patatas.

¿Invitas a los jóvenes a que amplíen su horizonte profesional fuera de nuestras fronteras?

A todos! Hay que mirar siempre lejos, como un gran hombre me dijo una vez: «Sube al centro del universo y mira desde allí a la Tierra«. En realidad, no hay fronteras para los que quieren explorar y contribuir, y el enriquecimiento que se consigue cuando se está expuesto a la diversidad, es un valor que siempre se queda contigo.

EN LA MISMA SECCIÓN
Manuel Martín Ramos