Evaluación de la exposición al radón en el CIEMAT

ARTÍCULO COMPLETO
El CIEMAT ha realizado entre los años 2018 y 2020 una campaña de medidad de concentración anual promedio de radón en plantas bajas y sótanos de los edificios de su emplazamiento de Madrid-Moncloa. El estudio experimental  se estructuró en dos fases: uno previo de corta duración (1 semana) de todas las dependencias situadas en planta baja y sótanos (1087 dependencias en  50 edificios), y otro continuado en los lugares de trabajo con las mayores concentraciones de actividad de  radón  obtenidas en el estudio previo. A finales de 2020 cuando finalizó el estudio continuado se había determinado la concentración media anual en 235 dependencias. Las medidas se realizaron empleando detectores pasivos tipo cámaras de ionización electrostática procesadas con el sistema E-PERM®, que fueron validadas por  comparación con otros tipos de detectores.

Detector de medida de radón en continuo (Alpha Guard), detectores E-PERM® y detectores de trazas (CR39 y LR115).

Para evaluar la exposición,  además de las medidas experimentales de la concentración promedio de radón en aire fue necesario establecer el factor de ocupación de las dependencias y decidir si eran necesarias acciones de remedio y su tipo (constructivas y/o administrativas). Este conjunto de  tareas hicieron necesario involucrar a distintos servicios de la organización CIEMAT, lo se ha visto reflejado en 2019 en el denominado “protocolo del radón”.

La evaluación de la exposición se realizó aplicando los dos niveles de referencia existentes: 600 Bq·m-3 de concentración media anual, establecido en la IS-33, por debajo del cual no debe de aplicarse ningún tipo de control pero si debe aplicarse el principio de optimización y el de 300 Bq·m-3 establecido en  la Directiva Europea que concede prioridad a la optimización por encima de este nivel y recomienda su aplicación aunque se esté por debajo.

Los resultados de las medidas  junto con  los factores de ocupación han permitido realizar una evaluación de la exposición  identificando las acciones técnicas y administrativas para reducir la exposición en el ámbito laboral y garantizar el cumplimiento de la legislación en materia de exposición al radón.

EN LA MISMA SECCIÓN
Energía nuclear y transición energética en la era pos-COVID-19