Un recurso para el futuro

JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA

La reciente concesión por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de las nuevas autorizaciones de explotación para las centrales nucleares Almaraz y Vandellós II son una gran noticia por reconocer el trabajo bien hecho en la operación de estas instalaciones y por continuar dando el valor que se merece a la energía nuclear como recurso para un mix de generación eléctrica descarbonizado, eje de la lucha contra el reto del calentamiento global.

Estas autorizaciones se conceden tras la apreciación favorable del Consejo de Seguridad Nuclear que se ha basado en el análisis de una amplia documentación de base preparada por las centrales y que incluye el Plan Integrado de Evaluación y Gestión del Envejecimiento; la Propuesta de suplemento del Estudio de Seguridad; la Propuesta de revisión de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento; el Estudio del impacto radiológico y la propuesta del revisión del Plan de gestión de residuos radiactivos entre otros estudios y análisis que incluyen además propuestas de mejora. Todo ello preparado y presentado durante los últimos años y sometido a un exhaustivo estudio por parte del cuerpo técnico del CSN que permite afirmar que las centrales nucleares se encuentran en perfecto estado para continuar con su operación durante los próximos años y que, como profesionales de esta industria, hemos trabajado y continuaremos haciéndolo para generar electricidad de manera segura, fiable y respetuosa con el medioambiente.

El aval al funcionamiento de las centrales nucleares durante los próximos años supone también el reconocimiento a la función que estas plantas están aportando a un mix de generación eléctrica, cuyo principal estandarte para el futuro a corto y medio plazo es la descarbonización, siempre teniendo como objetivo un marco de garantía de suministro. Debe dejarse atrás el concepto ideológico de la confrontación entre la generación nuclear y la generación renovable. Ambas tecnologías se complementan en la mejor solución que tenemos a día de hoy para cambiar un modelo de generación basado en modelos de producción emisores por otro libre de ellas.

Por el trabajo hecho hasta ahora, por el aval que supone esta revisión periódica de seguridad y funcionamiento al que se someten este tipo de instalaciones, por la preparación de los profesionales que las operan día a día, por la fortaleza de una industria puntera desarrollada a partir del inicio de la operación de las centrales nucleares, por ser ahora, más que nunca, necesarios todos los recursos disponibles, como Sociedad Nuclear Española queremos reconocer el trabajo de estas dos instalaciones y, con ellas, de todo el parque nuclear y la industria de servicios que ha ido creciendo y consolidándose a su alrededor.

La percepción social de la energía nuclear arrastra muchos mitos pero, poco a poco, con información y constancia, vamos derribando muchos de ellos. Esperemos que la noticia de estas nuevas autorizaciones de explotación, con el aval técnico que ello supone tras la exhaustiva evaluación realizada por parte del organismo regulador, contribuya a desmontar también el de la fecha de caducidad de las centrales nucleares. Estas instalaciones, con un elevado nivel de inversión y un equipo humano altamente formado, están hoy en perfectas condiciones para seguir siendo un recurso para el futuro.

EN LA MISMA SECCIÓN
Líderes en producción