“Estamos centrados en cumplir el calendario previsto en el PNIEC, que nos impone retos muy ambiciosos, tanto en la operación de las centrales como en el desmantelamiento”

JUAN CARLOS LENTIJO, PRESIDENTE DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR (CSN)

Textos: Matilde Pelegrí | Fotografías y video: Grupo SENDA

 

ENTREVISTA COMPLETA
Juan Carlos Lentijo es presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) desde el pasado mes de abril. Su trayectoria profesional se desarrolló en el CSN entre 1984 y 2012, año en el que se incorporó al OIEA, organismo del que fue nombrado director general adjunto en 2015. Regresó al CSN en junio de 2021, donde ejerció como director técnico de Seguridad Nuclear (de 2003 a 2012 ya lo había sido de Protección Radiológica). En 2017 recibió el Premio “Carlos Sánchez del Río” de la SNE, en reconocimiento a su contribución a los usos pacíficos de la energía nuclear.

Aficionado a la poesía y al flamenco, regresa a su Valladolid natal siempre que puede. Exigente en el desempeño, rehúye el alago y la autocomplacencia, a la vez que dedica a NUCLEAR ESPAÑA todo el tiempo requerido para abordar los temas de actualidad.

Seguiremos trabajando para garantizar que la operación de las centrales nucleares está dentro de los más altos niveles de seguridad.

 

EL ORGANISMO REGULADOR

El pasado mes de julio se produjeron las tomas de posesión de sus cargos por parte del secretario general, Pablo Martín; de la directora técnica de Seguridad Nuclear, Teresa Vázquez, y del director técnico de Protección Radiológica, Javier Zarzuela. ¿Qué aspectos destaca de este nuevo equipo técnico?

Estamos en un momento de renovación de algunos puestos importantes y hemos tenido la suerte de que el Gobierno ha designado, previo informe nuestro, a tres profesionales de primera línea para ocupar puestos que son muy importantes para el Consejo. En la Secretaría General tenemos a Pablo Martín, que cuenta con un currículum y una experiencia extraordinarios en el mundo de la gestión administrativa, que sin duda serán muy importantes para el CSN, especialmente para afrontar el proceso de modernización que nos hemos marcado.

En las dos direcciones técnicas también hemos tenido la suerte de que el Gobierno designara a dos expertos muy conocidos en la casa y miembros del cuerpo técnico. Javier Zarzuela, que tiene una amplia trayectoria en el Consejo y que había ocupado durante varios años el puesto de subdirector general de Protección Radiológica Ocupacional, ha sido designado director técnico de Protección Radiológica. Y lo mismo ocurre con Teresa Vázquez, que también es una profesional de muchos años en la casa, que está al frente de la dirección técnica de Seguridad Nuclear, habiendo pasado antes por la Subdirección de Tecnología Nuclear.

Hemos puesto unas expectativas muy altas en todos ellos para que nos ayuden a seguir trabajando para modernizar el Consejo y su modelo regulador en seguridad nuclear y protección radiológica, y seguir siendo eficientes y eficaces, prestando el servicio que la sociedad espera de nosotros.

LA ACTUALIDAD Y EL SECTOR NUCLEAR

La invasión de Ucrania ha generado una situación muy complicada con respecto al funcionamiento de la central nuclear de Zaporiyia. ¿En qué situación se encuentra la operación de esta planta, que cuenta con seis unidades?

La situación es complicada y muy volátil, cambiando casi cada día. Lo que está ocurriendo en Zaporiyia podemos calificarlo de preocupante, porque la central está en medio de un conflicto bélico y un área donde hay operaciones militares, lo cual supone unos riesgos extraordinarios para la propia instalación. Es muy difícil garantizar la seguridad nuclear en esas condiciones.

Además, la información que nos llega por los canales oficiales del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) indica que la central nuclear está siendo utilizada casi como un escudo, donde se está almacenando material y equipamiento bélico, lo cual no es muy buena noticia desde el punto de vista de la seguridad nuclear. Lo que está ocurriendo en la zona está influyendo en la seguridad, con cruce de proyectiles o de disparos que han afectado a equipos de la instalación, y estamos viendo todos los días cómo se conecta o se desconecta de la red, o cómo arranca o baja carga en alguno de los reactores. En definitiva, no es una buena situación para el funcionamiento adecuado de la planta.

La única buena noticia de estos días es que, tras un acuerdo entre las dos partes, se inició una misión del OIEA, con el propio director general del organismo, Rafael Grossi, a la cabeza de un equipo de expertos. Después de un primer análisis, se ha quedado un pequeño contingente en la central, lo que por un lado puede tener cierta capacidad disuasoria para evitar que se siga utilizando la central como un objetivo militar, y además tiene la virtud de que habrá información más fiable de lo que está ocurriendo allí.

La invasión de Ucrania ha generado una situación de inestabilidad en el mercado energético mundial. La energía nuclear se presenta como una alternativa necesaria en diversos foros internacionales. Ante esta realidad, ¿es posible el replanteamiento del calendario de cierre de las centrales nucleares españolas recogido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC)?

Todo va a depender de cómo evolucione la garantía de abastecimiento eléctrico. En cualquier caso, como organismo regulador lo que hacemos es desempeñar nuestro papel dentro de los planes que define quien tiene esa responsabilidad, que en España es el Gobierno. Estamos viendo que hay países que se están replanteando su estrategia. Por ejemplo, Alemania se está planteando mantener en reserva dos reactores, que estaba previsto que pararan a final de año. Pero insisto, como organismo regulador no tenemos opinión al respecto, y estaremos dispuestos a ejercer nuestro papel para garantizar la seguridad.

En este momento estamos centrados en cumplir el calendario que está previsto en el PNIEC en la parte que nos toca como único regulador competente en seguridad nuclear del país. Un calendario que nos impone retos diversos y muy ambiciosos, tanto en la operación de las centrales en plazos que van más allá de la vida inicial de diseño, como en el desmantelamiento cuando llegue, según el calendario, la fecha final de operación de las mismas.

¡Recibe nuestra newsletter!

    Los datos facilitados por usted son tratados por Sociedad Nuclear Española conforme al Reglamento UE 2016/679 de Protección de Datos, con la finalidad de gestionar sus peticiones, responder consultas, trámite administrativo, estadístico y el envío de comunicaciones de SNE, sobre su actividad, eventos, etc. No está prevista la cesión de datos (salvo precepto legal) ni transferencias internacionales de datos; y a través de la Política de Privacidad dispone de todos los derechos que le asisten en materia de privacidad.